Cada organización busca resultados. Si sus actividades no llevan a ellos, se cuestiona su eficiencia, su efectividad, tal vez su existencia. Avina tiene muchos indicadores de resultados claves, pero nuestro guía principal es lo que llamamos de gestión de los “logros”. Para nosotros, los logros son cambios concretos que llevan la región hacia un futuro más sostenible y que ocurren con la contribución de Avina en su interacción con sus aliados. En nuestro análisis, estos logros pueden ser de proceso (avances importantes en el proceso de cambio) o de impacto (el cambio en si). 

 

Monitoreamos estos indicadores mensualmente, trimestralmente y anualmente, pero hay veces que los resultados demoran en producirse. Las transformaciones más de fondo tienen un desarrollo complejo, llevan su tiempo e involucran a muchos factores y actores. En el afán de asegurar la efectividad de las acciones, no se puede caer en la trampa de esperar resultados inmediatos . Se requiere un cierto equilibrio, y una mirada más de largo plazo para distinguir tendencias de transformación más profundas. Hay que detenerse de vez en cuando y apreciar el camino recorrido con la perspectiva de muchos años.

 

Por eso comenzamos nuestra planificación de los próximos cinco años con un estudio sobre las contribuciones de Avina a las transformaciones en América Latina en los últimos 18 años. ¿Cómo contribuimos, con quién, de qué forma? ¿Podemos señalar condiciones en la realidad que son sustancialmente mejores, en parte como resultado de las acciones con nuestros aliados? ¿Hemos contribuido como institución a estos éxitos?  ¿La transformación ha sido relevante para el caminar de la región hacia un desarrollo más sostenible? ¿Qué aprendizajes adquiridos nos llevan a refinar nuestro abordaje para ser aún más efectivos?

 

Esta reflexión nos ha generado dos valores principales: Primero, nos ha permitido mapear la evolución estratégica de Avina en los últimos años, una evolución que se daba a medida que se aprendía a mejorar su contribución a los procesos de cambio, buscando siempre más relevancia, más efectividad, más escala. En esta edición especial de Conexión Avina compartimos con ustedes algunos de estos “insights” sobre nuestra evolución.

 

Segundo, nuestro análisis de las experiencias de los últimos años nos ha ayudado a construir narrativas sobre las transformaciones que hemos acompañado en la región en estrecha colaboración con personas y organizaciones aliadas. Tratamos de identificar y registrar las contribuciones de Avina a estos procesos de cambio. Esto también es algo que queremos compartir. 

 

Es un material de reconocimiento y registro de los éxitos de coaliciones de actores para transformar la realidad latinoamericana, demostrando que juntos se puede marcar la diferencia y aportar de hecho al bien común. Al analizar nuestras contribuciones, esperamos mejorar nuestro aporte en el próximo ciclo en el cual Avina seguirá empeñada en la identificación de oportunidades para impacto relevante, con renovada dedicación a contribuir efectivamente a resultados reales y perdurables para el desarrollo sostenible de nuestra región.

 

La próxima semana distribuiremos una nueva edición especial de Conexión Avina en la que ofreceremos el análisis de contexto que sirvió de base para definir nuestra estrategia 2013-2017 y que incluye las tendencias proyectadas para los próximos 10 años en América Latina.

 

Sean McKaughan

Director Ejecutivo

Fundación Avina


 

Fundación Avina contribuye al desarrollo sostenible de América Latina fomentando la construcción de alianzas entre líderes de los sectores sociales y empresarios, con el apoyo de otras instituciones internacionales.

 

Copyright © 2012 Fundación Avina

 

www.avina.net